Materiales

MATERIALES

 

Madera. 
Material sostenible, atemporal, de alta tecnificación contemporánea, 100% natural, renovable y biodegradable.
La madera genera un balance positivo de CO2 en el edificio, ya que desde su nacimiento el árbol está absorbiendo CO2 y generando oxígeno. Además, es un material biocompatible y noble que correctamente gestionado supone un recurso renovable con huella de carbono negativa.
BASS solo utiliza madera certificada por el “Forest Stewardship Council (FSC)”. Este organismo independiente internacional verifica los sistemas de gestión de los bosques garantizando, entre otros principios, la conservación de los bosques naturales.

Corcho. 
Producto natural, transpirable, autóctono y de carácter altamente renovable.
Se comporta como una coraza que protege el árbol, tanto del frío como del sol abrasador de un clima mediterráneo, permitiéndole, al mismo tiempo, respirar. Es un excelente aislante térmico, acústico y antivibratorio. Posee una elevada resistencia mecánica y un excepcional comportamiento contra la humedad.

El corcho es un material altamente seguro bajo condiciones extremas, pudiendo retardar el colapso de una casa por combustión, ya que se caracteriza por su gran estabilidad dimensional, su resistencia al fuego, además de la ausencia de toxicidad al quemarse y no ser propagador de llama. También es un material químicamente inerte, protegido contra insectos y otros microorganismos. Finalmente, permite la regulación de la humedad ambiental efectiva de los espacios haciendo, a su vez, de coraza sana y natural.

Cal. 
Material 100% natural y biocompatible, utilizado desde la más remota antigüedad. Es un gran fijador de CO2 del ambiente, que purifica constantemente el aire a su alrededor.
Su alta plasticidad y maleabilidad hace que el riesgo de fisuración a medio-largo plazo sea mínimo o nulo, reduciendo enormemente su mantenimiento. Posee una enorme capacidad de almacenar calor siendo un gran aliado en climas cálidos sobre fachadas soleadas.

Además, su gran poder difusor del vapor de agua aumenta el “efecto botijo” en el interior de la vivienda y supone un mayor enfriamiento natural. Su carácter fungicida y antiséptico impide la aparición de microorganismos, manteniendo la salubridad de la edificación.

Contacta con nosotros

Acepto los términos y condiciones

Materiales