Noticias

Madera contralaminada: ¿es el CLT la solución al cambio?

el 26 febrero, 2019

Entender la madera contralaminada o CLT es una tarea casi imposible ya que al intentar indagar en sus propiedades, su definición o sus características encontramos información excesivamente técnica y cuyo lenguaje está destinado a expertos.

Con el propósito de solventar esta dificultad y hacer la información accesible a todo el público, hablamos con Amaya Álvarez del Río, arquitecta que realizó en 2016 una investigación sobre la madera contralaminada “El panel de madera contralaminada. Cerramiento ecoeficiente en España”. En él, analizaba cómo surgió la madera contralaminada, qué es y su nivel de sostenibilidad y eficiencia a través de un análisis del impacto ambiental durante todo el ciclo de vida de los cerramientos.

 

  • Después de haber realizado su investigación, ¿qué diría que es la madera contralaminada?

Paneles de CLT colocados en estructura

Mi trabajo de investigación aborda la madera contralaminada (CLT) como cerramiento ecoeficiente en un proyecto arquitectónico.

En base a ello, lo definiría como un material constructivo y estructural que cumple el papel de hoja principal en una envolvente.

Conviene aclarar que por envolvente, no solo nos referimos a fachadas, si no también a cubiertas y forjados.

 

 

 

 

 

  • ¿Por qué es importante incorporar la madera a la construcción?

Además de tener indicios de sus buenas cualidades estructurales, comportamiento térmico, sísmico, etc, los resultados alcanzados tras el trabajo de investigación demuestran que también es importante debido a la alta sostenibilidad y eficiencia energética que presenta durante todo su ciclo de vida con respecto a los sistemas convencionales (ladrillo, y hormigón).

Las conclusiones alcanzadas fueron, por ejemplo, que el sistema de madera en su fase de producción es mucho más sostenible por la utilización predominante de un material de origen natural cuyo proceso industrial no es muy intenso. Además, actúa como sumidero de CO2 durante la fase de crecimiento y hace que la cantidad de emisiones de CO2 sea negativa. Si equiparamos su fase de construcción, el ladrillo y el hormigón contaminan abundantemente al ser construcción “in situ”. Mientras que, el sistema contralaminado está basado en la prefabricación, por lo que todos los elementos llegan finalizados a obra, y solo se necesita colocarlos en su posición por medio de grúas, ahorrando así tiempo y costes.

Por último, en relación con el final de su vida útil, los cerramientos que conforman el edificio son reciclables en su mayor parte, pudiendo llegar a conformarse sistemas constructivos de “ciclo cerrado o cíclico” por su condición de prefabricado y versátil, mientras que los otros tienen una reciclabilidad muy pobre.

 

  • ¿Por qué a día de hoy no es tan común edificar con madera?

Se trata de una cuestión de evolución diferente de los materiales. Durante el siglo pasado, la construcción tradicional estuvo dominada por materiales como el ladrillo, hormigón y acero, que sufrieron un desarrollo notable en sus técnicas de fabricación y construcción, adaptándose a los nuevos tiempos. Estos ofrecían muchas más ventajas y posibilidades que la construcción con madera. Poco a poco, a finales del siglo XX, se fue desarrollando cada vez más esta última, naciendo entre otros sistemas el CLT.

Infografía con fechas históricas del CLT

Así, se consiguió primero un producto a escala estructural y, finalmente, un elemento prefabricado con criterios de sostenibilidad, capaz de competir con el resto de materiales y ofrecer características y aspectos únicos.

 

  • En su opinión, ¿tiene más ventajas que desventajas o viceversa?

Aunque en mi opinión prevalecen las múltiples cualidades que ofrece el CLT, desde el punto de la sostenibilidad y eficiencia el aspecto más negativo (sobre todo en nuestro país), es el poco desarrollo (comercial) en los sistemas constructivos de madera en general con respecto a los convencionales. En consecuencia, la inversión actual existente en la industria forestal es insuficiente para lograr soportar una demanda alta de productos de madera.


Además, los bosques tampoco estarían capacitados para ser sostenibles y desarrollar la silvicultura, ya que la tala de árboles sería mucho más elevada que la renovación de la masa forestal para cerrar el ciclo de modo sostenible.

 

  • Una de las deficiencias de la madera según algunos expertos es la resistencia al fuego, ¿en su estudio se tuvo en cuenta este factor?

Como ya he comentado, mi estudio se basa en las cualidades ecoeficientes del sistema de CLT, por lo que no se tuvo en cuenta este factor en el análisis. Pero en el proceso de investigación, llegué a la conclusión de que la madera, a pesar de lo que se piensa, tiene una buena resistencia al fuego. Esto se debe a que forma una capa de carbón en su perímetro que actúa como aislante e impide que la carbonización de la madera llegue al núcleo, el cual mantendría intactas sus propiedades mecánicas. Para ello, aumentando ligeramente la sección del pilar, viga o muro, se aumentaría notablemente su resistencia al fuego.

La superficie expuesta al fuego se quema y crea una capa carbonizada que protege el interior de la viga o pilar.

Este comportamiento en estructuras se mide en función del tiempo de evacuación que ofrece antes de que colapse, por tanto, si la comparásemos con el acero y hormigón, la madera es una alternativa apta.

Para poder apreciarlo de una manera más visual, incluimos un vídeo donde se realizó la prueba.

 

 

 

 

 

El Colegio de Rescate de la Academia de Ciencias de Seguridad de Estonia realizó una prueba de resistencia al fuego en noviembre de 2017. El experimento intentaba buscar una solución para el conflicto existente de la combustión de la madera. Se trató de un edificio construido con paneles de CLT producida por la empresa maderera Arcwood y había grandes superficies de madera en el interior expuestas al fuego. La conclusión del experimento fue que, a pesar de que la madera prende fácilmente, los paneles de CLT presentan una alta resistencia al fuego por su tamaño y la forma en la que están construidos.

 

  • ¿Cuál es la tendencia futura de la madera? ¿Se acabará incorporando finalmente a la construcción?

Poco a poco su desarrollo es mayor, sobre todo en países del norte de Europa. Esto se debe al auge del “movimiento verde” de la construcción, la mejora en la eficiencia de la técnica del CLT, su homologación como producto y una mejora del marketing y las cadenas de distribución.

Si el sector de la construcción con madera sigue evolucionando y creciendo, implicaría un mayor interés económico en el sector, con la consecuente inversión. Esto además significaría el desarrollo de una silvicultura sostenible y una mayor preocupación por el mantenimiento de los bosques, evitando así la deforestación. En mi opinión, poco a poco, el uso de la madera en España se normalizará cada vez más como opción constructiva, como se está empezando a ver en el sector residencial o en pequeños proyectos modulares.

 

“La madera contralaminada cuenta con una ventaja sobre el resto: la de almacenar CO2”.


La madera contralaminada o CLT es una alternativa totalmente viable como ha sido demostrado en países como Finlandia, Austria y Dinamarca. Sin embargo, en España el CLT no se está fomentando entre otras cosas por la falta de medios para un desarrollo sostenible de nuestros bosques, es decir, crear áreas que permitan plantar árboles sin producir deforestación y solucionar la tala masiva.  La salida más favorable para todas las partes es impulsar un nuevo sector que beneficiaría, no solo laboralmente con la creación de empleo, sino también favoreciendo el cuidado de los bosques y parques naturales.

Por otro lado, a pesar de las discrepancias existentes con la resistencia al fuego como su principal desventaja (debido a la desinformación), la madera contralaminada cuenta con una ventaja sobre el resto: la de almacenar CO2 actuando como un sumidero natural. Es decir, lo absorbe y almacena haciendo que se disminuyan las emisiones de dióxido de carbono. Este escaso impacto de CO2 es un aspecto imprescindible hoy día ya que, cada vez más, se está intentando actuar contra el cambio climático y el trasvase a este tipo de construcción puede una de las soluciones a este problema.

Madera contralaminada: ¿es el CLT la solución al cambio?

Unirse a la conversación 🌐