Noticias

Iguanas en la Antártida, o cómo contender el cambio climático con tu casa | 10 pasos

el 25 junio, 2018

El cambio climático se está produciendo ya y está previsto que continúe:

Las temperaturas están aumentando, la distribución de las precipitaciones se está modificando. El hielo y la nieve se están derritiendo y el nivel del mar está subiendo.
Los fenómenos meteorológicos extremos y episodios climáticos que dan lugar a riesgos tales como inundaciones y sequías, serán más frecuentes e intensos en numerosas regiones.

La vulnerabilidad y los impactos en los ecosistemas, los sectores económicos y en la salud y el bienestar humanos difieren en función del país europeo de que se trate.

¿Iguanas en la antártida?

 

Aunque los esfuerzos mundiales para reducir las emisiones resultaran eficaces, cierto cambio climático será inevitable,

Por ello serán necesarias acciones complementarias de adaptación.

Desde el Grupo de Investigación Innovación, Sostenibilidad y Desarrollo Empresarial (ISDE) de la Universidad de Granada, junto con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad han desarrollado el proyecto:

“Adaptación al Cambio Climático en el Sector de la Construcción”

En el que han sido seleccionados varios expertos en el mundo de la arquitectura y de la bio-construcción y donde BASS HOUSES ha tenido el honor de ser elegido como empresa experta en la lucha contra el cambio climático.

El resultado del estudio pone de manifiesto una serie de medidas de adaptación en el sector de la construcción, tanto para rehabilitación como para obra nueva.

 

Entre las medidas recomendadas por los expertos para que una vivienda alcance un certificado energético A, las más destacadas son:

Medidas pasivas: hace referencia a elementos de la estructura y el diseño que afectan a la demanda de energía de la casa.

  • 1- Estudio y eliminación de puentes térmicos
  • 2- Adición de aislamiento térmico en cubiertas
  • 3-Forma del edificio, compacidad y orientación
  • 4-Estudio de sombreado/soleamiento y diseño de elementos de control (vuelos, toldos, persianas…)
  • 5-Aislamiento térmico reforzado en ventanas.

 

Medidas activas: se enfoca en mejorar el rendimiento de las instalaciones que consumen energía en la casa.

  • 6-Instalación o mejora de equipos de recuperación de calor
  • 7-Incorporación o ampliación de energía aero-térmica
  • 8-Incorporación o ampliación de energía solar-térmica
  • 9-Instalación de contadores individuales en sistemas centralizados
  • 10-Incorporación de sistemas de control y regulación automática en calefacción y/o refrigeración.

 

Las medidas de adaptación al cambio climático pueden necesitar una inversión inicial, pero es rentable. La mejora de características como la orientación, el soleamiento o el aislamiento térmico, permiten un ahorro energético y económico importante. Esto aporta a su vez un remarcable confort y calidad de vida a sus habitantes.

Adicionalmente, el precio de venta de las viviendas con mejores calificaciones energéticas puede ser significativamente mayor que el de otras con calificaciones energéticas inferiores.

Al fin y al cabo son medidas simples que pueden aportar mucho, pues la construcción es la responsable del 40% de emisiones de CO2 a la atmosfera, por eso es tan importante que el sector de la construcción desempeñe un papel importante en la reducción de la amenaza del cambio climático.

Compartir este artículo:
Iguanas en la Antártida, o cómo contender el cambio climático con tu casa | 10 pasos

Join the conversation